Tratamiento Facial

Los tratamientos faciales proporcionarán un rostro con mucho mejor aspecto. Más joven y más luminoso. Están especialmente diseñados para tratar la eliminación o atenuación de arrugas y surcos en la cara, las conocidas patas de gallo. También le ayudarán a conseguir un grado de hidratación de la piel adecuado, eliminar las manchas, mejorar la flacidez facial, o terminar con los problemas de acné.

Entre nuestros tratamientos de rejuvenecimiento facial y cuidados de la cara más destacados, contamos con soluciones faciales de última generación como Eternal de Skeyndor, Power hyaluronic, los factores de crecimiento plaquetario, la microdermoabrasión o la mesoterapia facial.

En Helena Román le ofrecemos siempre una amplia gama de tratamientos estéticos y médico estéticos con la total garantía de estar atendido por un equipo de expertos y médicos altamente cualificados. Todos nuestros tratamientos no requieren cirugía

  • Higiene Facial
  • Vitamina C
  • Antimanchas
  • Radiofrecuencia(Indiba)
  • Exfoliante Corporal
  • Masaje Relajante
  • Presoterapia

RADIOFRECUENCIA INDIBA

INDIBA®, mediante estudios médicos realizados, ha descrito el Sistema como el único sistema que estimula el intercambio iónico intra y extra celular, restableciendo con ello la actividad eléctrica celular, lo que permite la correcta funcionalidad tisular.

Este sistema basado en la frecuencia 448 kHz, que es el fundamento de nuestra terapia celular activa, estimula la bio-estimulación, la microcirculación y promueve la hiperactivación metabólica, respectando al mismo tiempo la fisiología celular.


¿Por qué la frecuencia 448 kHz es la idónea?

A esta longitud de onda se favorece el desplazamiento de iones entre la matriz intra y extra celular, restaura la permeabilidad y el potencial de la membrana de la célula.

El equilibrio eléctrico celular optimiza la recuperación tisular, que a su vez se beneficia del aporte de oxígeno y nutrientes, vehiculados por la sangre. La activación circulatoria (microcirculación y vasodilatación) estimula la proliferación y la actividad metabólica de los fibroblastos, generadores de colágeno. El resultado es la regeneración de los tejidos promovida por la frecuencia a 448 kHz.