Foto-rejuvenecimiento facial

La piel del cuerpo y del rostro son las partes que muestran nuestra apariencia externa y, por lo tanto, son un identificador de nuestra edad.

La piel está formada por fibras de colágeno, elastina y células. Todos estos elementos van disminuyendo con el paso de los años, y se van produciendo transformaciones importantes en la matriz extracelular. Todo esto tiene como consecuencia el envejecimiento en el cual intervienen, además de la genética, otros factores externos como, por ejemplo, el sol o el tabaco. Aquí es donde entra el fotorejuvenecimiento facial.

El fotorejuvenecimiento facial es un tratamiento que consiste en aplicar pulsos de luz intensa (IPL) en la piel, penetrando en esta y estimulando la formación de nuevo colágeno. Mejora la calidad de la piel y proporciona un aspecto más suave y terso de forma duradera.

Mesoplastia: tu tratamiento antiarrugas

La mesoplastia es un tratamiento antiarrugas que consiste en la combinación de mesoterapia y rellenos faciales. Es decir, consiste en un conjunto de técnicas que consiguen rejuvenecer y remodelar el rostro.

Este tratamiento antiarrugas se realiza mediante la inyección de vitaminas, antioxidantes, oligoelementos y ácido hialurónico. Estos aportan nutrientes y estimulan los procesos metabólicos de reestructuración cutánea.

Mesoterapia facial

Rejuvenece y restaura tu piel aportando tonicidad, elasticidad y firmeza con resultados naturales

La mesoterapia facial es un procedimiento sencillo, económico y muy seguro cuando se utilizan productos fiables en las dosis adecuadas. Se puede trabajar manualmente o asistidos por un sistema de inyección parecido a una pistola.

El efecto de la mesoterapia facial podría compararse al que se conseguiría combinando la mejor crema hidratante con la mejor crema nutritiva, considerando que por vía tópica la penetración de los principios activos es mínima y con la inyección penetra el cien por cien del producto, multiplicando el resultado.

Entre las sustancias más utilizadas para la  mesoterapia facial se encuentran:

  • Ácido Hialurónico
  • Cóctel de Vitaminas
  • Aminoácidos, antioxidantes y oligoelementos.
  • Péptidos (lo ultimo en regeneración facial)
  • Silicio Orgánico que permite dar una estructura más sólida al colágeno.

Es un tratamiento sencillo y seguro indicado para rejuvenecer y restaurar la piel aportando tonicidad, elasticidad y firmeza con resultados naturales. Consiste en la aplicación de ácido hialurónico, vitaminas, pétidos, etc. en la dermis, logrando una hidratación profunda y duradera y luminosidad en el rostro. Al ser un tratamiento inyectado la penetración de los principios activos es total por lo que el resultado se multiplica a diferencia de los productos cosméticos que tiene una mínima penetración.

Peeling químico

El peeling químico es un tratamiento de rejuvenecimiento facial que trabaja directamente sobre la epidermis. Es decir, sobre la capa superficial de la piel, limpiándola en profundidad y aportándole densidad y elasticidad.

El tratamiento de peeling químico facial también está indicado para tratar cicatrices, el acné juvenil y sus secuelas, así como para eliminar diferentes clases de manchas. Se trata de un tratamiento sencillo con muy buenos resultados.

Rellenos faciales

Los rellenos faciales, que persiguen eliminar las líneas de expresión, son de los tratamientos estéticos más demandados en la actualidad. Una de sus finalidades es dar volumen a la cara sin necesidad de ninguna cirugía.

Los rellenos faciales han demostrado ser muy eficaz para corregir arrugas finas, medias y profundas de diversas zonas de la cara. Por ejemplo, las del entrecejo, las patas de gallo y las arrugas de la boca. También las de los surcos nasogenianos o rictus, así como las arrugas de la frente y las mejillas. Asimismo, se utiliza con muy buenos resultados en el perfilado y aumento de labios, y en el realce de los pómulos.

Básicamente, los rellenos faciales consisten en la aplicación de ácido hialurónico en la dermis. Este componente es uno de los que podemos encontrar en la piel de manera natural y el principal responsable de su elasticidad. Esto se debe a que retiene mucha agua, que aporta volumen a los tejidos. El problema es que, con los años, la producción de ácido hialurónico disminuye.